Cuando proyectas tus esfuerzos en un bien común, la recompensa está a la vuelta de la esquina

José Alejo es un entusiasta de la madera, del buen sonido, de las cosas bien hechas y de las pipas. Después de muchos años trabajando en el sector del mueble, se formó como Técnico Superior en Artes Plásticas y Diseño Industrial, y más tarde decidió fusionar sus conocimientos y su pasión por la música para crear DEPALET. Desde entonces dedica su vida a crear guitarras y bajos con madera de palé recuperada

¿Cómo definirías los instrumentos que construyes con madera de palé?
Sostenibles y personales. Los únicos capaces de sonrojar a quienes infravaloran el potencial de la madera con la que se elaboran.

En la web de DEPALET aparece esta frase: ‘Cuando dejamos de pensar en nosotros mismos, todo se vuelve mucho más sencillo’. Es evidente que tú ya has recorrido ese camino. ¿Crees que, si todos hiciéramos lo mismo, este planeta mejoraría, aunque solo fuera un poco?
¡Je, je! Me encanta que hayáis localizado esa frase, sin duda para mí es muy importante, pues es una de las cosas que he aprendido gracias a DEPALET.

Y sí, aunque solo fuera un poco, estoy seguro de que algo mejoraría. Creo que coexistimos con mucho más que con seres humanos, mascotas y bienes acumulables. Al ‘resto’ conviene tenerlos presentes también: a la mar, a los bosques, al resto de animales… Pues ellos también interpretan un papel en esta obra cómica que es la vida.

En ocasiones, por no decir por defecto, destinamos muchísimo esfuerzo a nosotros mismos, en lo que necesitamos o anhelamos, digamos que hacemos de nuestra vida una implosión, y si hay algo que he podido comprobar cuando proyectas tus esfuerzos en un bien común es que la recompensa está a la vuelta de la esquina, eso sí, no es bueno esperar a que llegue. Por cierto, el que crea que la recompensa son euros, debe volver a leer mi frase.

Nos olvidamos de que estamos de paso y de que no hay mejores huellas por dejar que aquellas que los demás voluntariamente quieran seguir.

Partiendo de tu formación como ebanista, ¿por qué te planteaste un buen día construir instrumentos musicales?
Era algo que se veía venir. Empecé a tocar la guitarra con 27 años y ya tenía ciertos conocimientos referentes al mundo del mueble. Simplemente, un día pensé que yo me creía capaz de construir mi propia guitarra. Así empezó todo.

Varios músicos y cantantes reconocidos tienen ya su guitarra DEPALET. ¿Qué crees que les aportan vuestros instrumentos?
Sin lugar a dudas, empatía. De nuestros instrumentos se desprenden acciones tan honestas como necesarias: el reciclaje, el consumo ético, la producción local, la artesanía, el buen uso de los recursos del planeta… Quien adquiere una DEPALET lo hace porque cree en nuestra filosofía.

Guitarras

¿Cómo trabajáis en DEPALET? ¿Únicamente por encargo?
Sí. En el catálogo DEPALET se ofrecen instrumentos modelo “Natural”, es decir, sin personalización añadida. Luego hay una serie de personalizaciones que se pueden combinar para hacer aún más característico y cercano el instrumento. Con cada uno se incluye una historia fotográfica, compuesta por un mínimo de 10 fotos, que ilustra cuál ha sido el proceso de construcción del instrumento en concreto, pues consideramos nuestro producto una obra de arte, y así lo tratamos. Es por ello que el trato con el cliente ha de ser lo más directo posible, algo que nos encanta.

¿Qué pasos básicos son necesarios para acondicionar la madera de palé antes de trabajarla para convertirla en un instrumento musical?
1. Desmontar el palé
2. Retirar los clavos y demás elementos que se pudieran haber utilizado para su ensamblado: grapas, tornillos, flejes…
3. Secado: dejamos secar la madera entre 6 y 12 meses, según la especie.
4. Una vez seca la madera, se descartan aquellas que contienen exceso de nudos o grietas, que dificultarían el proceso de construcción.
5. Selección: elegir qué maderas nos podrán servir, para qué parte y de qué instrumento.
6. Iniciamos el proceso.

A menudo impartís sesiones de upcycling dirigidas a niños y niñas. ¿Cómo viven los más pequeños estas actividades?
Si hay algo que tienen en común los niños y las niñas a los que he tenido la suerte de mostrar de qué va esto de DEPALET es la capacidad de entender que nosotros no hacemos instrumentos, lo que hacemos es alargar la vida útil de este recurso, y que los instrumentos no son más que un pretexto a través del cual pretendemos mostrar al mundo que hemos de ser más respetuosos con el medio. Siempre tienen anécdotas referentes al reciclaje, y eso es bueno, muy bueno, pues cuando se interrumpen entre ellos para explicar tales anécdotas muestran lo interesante que les pareció.

Otra de las actividades vinculadas a DEPALET es DEPALET BAND, la banda musical que toca con instrumentos de madera de palé. ¿Es una especie de banco de pruebas para vuestros instrumentos?
Sin lugar a dudas lo es, pero es más un banco de pruebas para aquellos que quieran disfrutar de cualquiera de nuestros instrumentos. Uno de los pilares o puntos fuertes que tiene DEPALET BAND es que ofrece al público la posibilidad de tocar con ellos, de manera que si a alguien le apetece compartir escenario con ellos y tocar una canción, simplemente puede hacerlo, y lo mejor es que lo hará con una banda compuesta por músicos de larga trayectoria, a los que desde este párrafo me permito el lujo de agradecer el esfuerzo y las energías que depositan en este proyecto.

¿Cómo conseguís la materia primera, es decir, los palés?
Los inicios de DEPALET fueron tal y como cabía esperar: un día me presenté en un polígono de Lliçà de Vall y pedí a las empresas que me facilitaran los palés que ellos tiraban. Además, tuve que especificar que los únicos que no me servían eran los palés europeos, pues utilizar estos palés para otra cosa que no sea el fin para el cual han estado pensados no es reciclaje, es deslocalizar.

Actualmente cuento con la colaboración de RECUPALET CODINA, una empresa situada en Montornès del Vallès que, como su nombre indica, se dedica a la recuperación y la puesta en servicio de palés desechados, alargando también así la vida útil de esta madera, entre otras cosas. Un buen día, Albert Codina, el gerente, me invitó a sus instalaciones y me ofreció la posibilidad de poder aprovechar toda aquella madera que a él le resulta difícil de recuperar y que acaba convertida en astillas para tableros, camas de animales o bien es utilizada como biomasa (pellets, barritas de leña…)
Fue así como DEPALET inició su colaboración con RECUPALET, haciéndole su principal proveedor.

DEPALET forma parte de la comunidad de producción ética y consumo responsable Thentics.com