El reto de comunicar la RSC en medios sociales

CaixaBank

Como dijo el célebre premio Nobel de la Literatura, Gabriel García Márquez, “lo que no se comunica, no existe”. Esta afirmación se extiende a todos los ámbitos de la empresa, incluido a la responsabilidad social corporativa (RSC), pues las compañías no sólo deben llevar a cabo actividades de responsabilidad social, sino que conviene comunicar eficazmente los logros obtenidos.

Para ello, los medios sociales son considerados los mejores canales para llegar a los grupos de interés. Y no es para menos, pues según el último informe de We are social, hay 2.030 millones de usuarios de medios sociales, siendo Facebook la red social más usada en el mundo, con casi un millón de usuarios durante el 2014, seguida por Twitter, Google y LinkedIn.

Ya no es suficiente con disponer de una página web para la comunicación de la RSC; es necesario el uso de otras herramientas como blogs, imágenes, videos, animaciones, wikis y redes sociales que permitan la conectividad con el usuario. Además de ser eficaces para conectar multitud de personas dispersas por todo el planeta, los medios sociales son más económicos que cualquier otro soporte y, además, facilita la conexión de individuos que comparten los mismos intereses.

En estos últimos días se han publicado dos importantes documentos sobre la comunicación de la RSC en medios sociales. Por un lado, el Cuaderno que lleva por título “Responsabilidad Social Corporativa en la era digital: de la información a la comunicación” en el cual, la asistente de investigación de la Cátedra “la Caixa” de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo del IESE, Claudia Lucía Alejos Góngora, habla del papel de los medios sociales en la RSC, sus riesgos y beneficios. Sobre la forma que adquiere el mensaje en este tipo de medios, la experta afirma que “la actualización, la honestidad, la transparencia y la humildad son aspectos fundamentales para que el mensaje de RSC logre su objetivo: hacer visibles los esfuerzos de la empresa en materia de RSC, cuestión que redundará en una mejor reputación e imagen de la empresa”.

Por otro lado, Sustainly ha publicado la “V edición del índice anual sobre comunicación de la sostenibilidad en redes sociales“, elaborado por la consultora SMI-Wizness, que ofrece una mirada exhaustiva de los medios sociales más utilizados por 475 compañías globales para comunicar su labor en materia de sostenibilidad. El Top 10 de este año es liderado por Unilever, Intel, Coca-Cola Company, Philips y McDonald.

Según desprende este informe, la clave para hablar sobre sostenibilidad en medios sociales radica en no utilizar el término “sostenibilidad”, sino en “conectar con las personas en una forma entretenida, informativa y auténtica utilizando los asuntos que más les interesan”. Entre estos temas destacan la alimentación libre de venenos y cancerígenos, salarios justos y evitar perjudicar a comunidades y hábitats locales.

Los asuntos más complicados de transmitir al público, como la transparencia en la cadena de valor, la disminución de los desechos, la escasez de recursos y la diversidad en el lugar de trabajo, se deben abordar desde una narrativa de innovación, producción artesanal y bienestar.

Está claro que Internet crece a un ritmo vertiginoso y las empresas deben estar preparadas para afrontar nuevas formas de comunicación digital.