El reto de acabar con el desempleo juvenil

La situación a la que nos ha conducido la crisis económica se resume, básicamente, en que la mitad de los jóvenes menores de 25 años que quieren trabajar no encuentran la oportunidad de hacerlo, y que casi el 35% de ellos se encuentran en esta situación desde hace más de un año.

Para hacer frente a las dificultades por las que atraviesa este colectivo –ya se veía venir hace dos años-,  el Gobierno elaboró la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016, un conjunto de medidas que tienen como objetivo fomentar el autoempleo y la contratación juvenil.  Entre ellas se encuentran las encaminadas a mejorar la capacitación profesional de los jóvenes a través de acciones formativas o laborales, como la formación profesional dual: una nueva modalidad de oferta dentro de la formación profesional, en la cual el alumno puede compaginar los estudios con una formación práctica para que posteriormente pueda ser empleado tras superar allí su periodo de formación.

El modelo de Formación Profesional Dual ha permitido compensar las necesidades educativas con las demandas del sector empresarial. Tanto es así, que en 2014 aumentaron un 118% los centros que ofrecen Formación Profesional Dual en España, dando lugar a que se duplique el número de alumnos formados bajo esta modalidad respecto 2013, superando los 9.500 estudiantes.

Esta es la razón por la que el Club de Excelencia en Sostenibilidad y BASF Española han presentado la “Guía práctica para la implantación de metodologías de Formación Profesional Dual en la Empresa”, la cual recoge la experiencia y buenas prácticas de diferentes empresas en esta materia.

Durante el acto, Gustavo Alonso, director de Recursos Humanos de BASF Española, ha reconocido que “la FP está ganando prestigio social, no sólo por la formación permanente, sino también por su inserción laboral. En el caso de la modalidad Dual, el combinar prácticas en empresa con el aprendizaje formativo abre una nueva perspectiva laboral”.

Es el tercer año que BASF apuesta por su FP Dual Transnacional (con una duración de 2 años y 4 meses), una opción todavía más atractiva para los jóvenes, puesto que combina el Ciclo Formativo de Grado Superior de Química Industrial con clases de alemán y prácticas en BASF en los centros de producción de Tarragona y de Ludwigshafen (Alemania)

Hace apenas unos días, la multinacional de segmento químico anunció que prevé contratar para su central de Ludwigshafen (Alemania) a los 20 alumnos del Instituto Comte de Rius de Tarragona que forman la primera promoción. Una gran noticia que esperemos que se contagie al resto de empresas que se han acogido a este novedoso modelo de formación.